Envejecer sin ser mayor. Nuevos roles en la participación social en las edades de jubilación

20,00 €
Impuestos incluidos
  • Estudio Nº 2 de Fundación Pilares
  • Autores
    • Daniel Prieto Sancho
    • Diego Herranz Andújar
    • Pilar Rodríguez Rodríguez
  • Año de publicación: 2015.
  • Páginas: 241.
  • ISBN: 978-84-606-8682-8 | Depósito Legal: M-18451-2015
Cantidad

 

 

 

En este libro se contienen los resultados de un estudio elaborado con metodología y técnicas de investigación cualitativa, centrado en el grupo de población de 50 a 69 años de edad residente en España, que representa el 23% de la población total y algo más de 10.700.000 personas. Atendiendo a su situación laboral, 1.162.200 de ellos son parados, 4.647.200 ocupados y 5.307.900 inactivos (fundamentalmente personas jubiladas o personas que realizan tareas del hogar). Se trata de personas que están próximas o han llegado recientemente a la edad de la jubilación y el objetivo de la investigación consistió en explorar, desde las propias percepciones y discursos de las personas,  los cambios que se están produciendo en las generaciones que van integrándose en el grupo clásico de mayores y anticipar propuestas para responder de manera adecuada a los mismos. 

Algunas de las conclusiones obtenidas son:

  • Las “personas mayores que vienen” rechazan ser identificadas como “mayores”
  • Se ha producido una ruptura histórica del ciclo vital tradicional: formación – trabajo – jubilación con  la aparición de una nueva etapa (la etapa sin nombre).
  • La jubilación ya no genera “viejos”.  La mayor esperanza de vida alarga la etapa de la madurez, no de la vejez.
  • Estas personas afrontan la jubilación sin hoja de ruta, pero sienten que si han perdido identidad con la separación del trabajo, la mantienen en las oferta del consumo. Son “hedonistas responsables"
  • Las nuevas generaciones de jubilados cuentan con un caudal de capacidades y experiencia  que están dispuestos a compartir y que la sociedad desaprovecha.
  • Rechazan las políticas de envejecimiento que segregan a las personas por la edad. Se reclama que éstas se reorienten hacia la ciudadanía activa intergeneracional
  • Y entre las medidas que se sugieren para ayudar a las nuevas generaciones de jubilados a diseñar su nueva etapa vital, incluida una mayor participación social,  destacan:
    • Que las empresas y la propia Administración incorporen una oferta formativa sistemática a sus trabajadores que les prepare para planificar y orientar la vida en la fase temporal que sigue a la jubilación.
    • Apostar por fórmulas que innoven y diversifiquen los contenidos de los centros sociales para mayores, abrirlos a todas las edades y aprovechar estas infraestructuras para promover desde ellas programas intergeneracionales y de participación comunitaria.
    • Desarrollar campañas informativas sobre las distintas modalidades de voluntariado que se ofrecen (no solo las de tipo benéfico asistencial), así como las entidades que las realizan y formas de acceder a las mismas.
    • Identificar espacios de transferencia entre las actividades que estas personas realizan de ocio y cultura (desarrollo personal) para desarrollar proyectos de participación social y voluntariado que se ajusten a  los conocimientos, experiencia y preferencias de las personas.

Autores:

  • Daniel Prieto Sancho
  • Diego Herranz Andújar
  • Pilar Rodríguez Rodríguez


ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

1. EL PERFIL SOCIAL DE LOS NUEVOS MAYORES: LA EMERGENCIA DE NUEVOS ROLES EN EL ENVEJECIMIENTO.

2. LA EXPERIENCIA DEL ENVEJECIMIENTO DURANTE LAS EDADES ASOCIADAS A LA JUBILACIÓN.

3. LA PARTICIPACIÓN SOCIAL.

CONCLUSIONES.

PROPUESTAS PARA FORTALECER LA PARTICIPACIÓN SOCIAL.

BIBLIOGRAFÍA

ESTUDIOS-002

También podría interesarle